A los socios adherentes del Sector de Diputados

LA SIGUIENTE NOTA SERÁ PUBLICADA PERMANENTEMENTE HASTA QUE SE REPARE, POR PARTE DE LAS AUTORIDADES DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN, LA INJUSTA Y ARBITRARIA MEDIDA TOMADA EN PERJUICIO DE NUESTRA ASOCIACIÓN. SABEMOS QUE ESTAMOS ANTE UNA LUCHA DESPAREJA, PERO NO CEDEREMOS EN NUESTRO EMPEÑO.

A los socios adherentes del Sector de Diputados

En el año 2002 se nos suspendió arbitrariamente por parte de las autoridades de entonces de esa Cámara, el descuento semestral automático que hacíamos a los más de 500 asociados que teníamos en ese sector, causando un perjuicio económico y social a los mismos y a nuestra Asociación. Desde entonces, venimos bregando por recuperar lo quitado sin éxito, medida que nos agravia como seres humanos y por el respeto que merece la trayectoria de nuestra Asociación, teniendo en cuenta el mutismo con que se nos trata. Por todo ello en forma permanente damos a conocer las gestiones realizadas hasta el presente, señalando precisamente el rol que le corresponde a cada uno en esta cuestión.
A los asociados en actividad del Sector les solicitamos que por las circunstancias apuntadas pasen por nuestra Sede a abonar la cuota semestral acostumbrada.
Con respecto a lo señalado en esta nota, informamos que el 7 de junio del año pasado nos hemos entrevistado con autoridades de la Secretaría Administrativa de la Cámara de Diputados, reiterando el asunto que nos ocupa y su solución. Esperamos en ésta oportunidad tener éxito en nuestra gestión.
Hemos esperado hasta ahora (mayo/17) respuesta a lo planteado. Lamentablemente desde que presentamos nuestros reclamos -hace 10 meses- no la hemos recibido.
Por lo señalado nada a “cambiado” con respecto a las autoridades anteriores, “ningunear a nuestra a Asociación” única representante de Jubilados en el H. Congreso de la Nación, parece ser una política.

SarandÍ 168 - Buenos Aires - 5411 4954 2518 / 2519 - Salón de eventos: Alsina 2149
Copyright © 2017 | ASOCIACION DE FUNCIONARIOS DEL PODER LEGISLATIVO DE LA NACION